Pizza Vegana… Deliciosa realidad

Habrá quien piense que al ser vegano debes renunciar a placeres como la pizza. Nada más alejado de la realidad, puedes comer deliciosas pizzas, en las que no extrañarás el queso en lo más mínimo.

Actualmente existen quesos veganos, algunos bastante buenos, sin embargo no se consiguen en México y si los logras conseguir son extremadamente caros. Con esta receta ni te darás cuenta de que tu pizza está hecha sin ningún tipo de queso.

Empezaremos por la masa, que es parte esencial de la pizza. Una buena masa será lo que determine el éxito o el fracaso de la pizza.

Esta receta es para una pizza tamaño extra grande.

IMG_2466

En un recipiente se colocan 3 tazas de harina, se hace un hueco en el centro y se agrega una cucharada de levadura instantánea (puede ser tradi pan que se consigue en el supermercado), 1 cucharada de azúcar (la de la foto es oscura porque yo uso azúcar de piloncillo, pero puede ser del azúcar que utilices regularmente, recuerda que la refinada puede no ser vegana por lo que en ningún caso recomiendo su uso), 2 cucharaditas de sal y una cucharada de aceite de oliva. A esto se le añade una taza de agua tibia, el agua no puede estar fría ni tampoco caliente ya que la levadura necesita de cierta temperatura para activarse, la temperatura ideal es cuando metes el dedo en el agua y la sientes calientita pero no quema. Si está muy fría, la masa no va a levantar.

IMG_2467

amasar usando las manos o el gancho de la batidora, hasta tener una masa manejable. En este punto la altura de la ciudad en la que se esté trabajando influirá necesitando un poco más de harina o más agua, agregar muy poco a poco para que no quede demasiado seca ni demasiado líquida.

Enciende el horno a 200ºC durante 30 segundos y apágalo.

Introduce la masa al horno y déjala reposar durante al menos 30 min o hasta que tenga el doble del tamaño original. Puedes cubrir la masa con un paño húmedo para que no se reseque. Si el horno está demasiado caliente se formará en la masa una costra dura. Así que no olvides apagar el horno.

Transcurrido el tiempo de reposo, sácala del horno y amásala con las manos, es probable que necesites un poquito de harina par que no se pegue a la mesa o a tus manos.

IMG_2471

 

Enharina el rodillo para que no se pegue a la masa y extiende la masa sobre una mesa, no es necesario que te quede un círculo perfecto, la forma se la podrás dar con las manos. También puedes hacer la pizza rectangular.

IMG_2476

 

Pon una cucharada de aceite en tu molde y engrásalo bien, especialmente en el centro.

 

 

IMG_2472

Coloca tu masa sobre el molde estirándola con las manos para que tome la forma de tu molde, ya sea rectangular o redondo. Pon una cucharada de aceite de oliva sobre la masa y espárcela.

IMG_2473

 

con esto tendrás tu masa lista para ser decorada.

La salsa que le pongas a tu pizza será fundamental para darle un delicioso sabor. Puedes utilizar pesto vegano o salsa de tomate. Aquí te enseñaré a hacerla de las dos formas. El pesto le da un sabor delicioso y condimentado. Y el tomate le dará el sabor clásico de la pizza italiana.

Para hacer el pesto necesitas 2 tazas de hojas frescas de albahaca, 1-2 dientes de ajo dependiendo de lo mucho que te guste, 1/2 taza de piñones o de nueces de castilla, 1/4 taza de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Agregar todo a un procesador de alimentos y mezclarlo hasta que quede una pasta uniforme.

Para hacer la pasta de tomate utiliza 4 jitomates chicos o 3 medianos. Quítales el corazón y licualos SIN AGUA, hasta que quede muy bien licuado. Pon en un sartén un poco de aceite y agrega el tomate, añade orégano, sal al gusto y una pizca de azúcar. Mezcla hasta que quede cocido y que pierda bastante humedad, la pasta no debe quedar como caldillo sino un poco espesa, para esto es necesario que la hiervas hasta que se evapore casi todo el jugo del jitomate.

Las salsas las puedes hacer mientras la masa está reposando dentro del horno.

Coloca la salsa sobre la base de la pizza y espárcela dejando una orilla de aprox. 2-3 com. Pínchala varias veces con un tenedor para evitar que se formen burbujas de aire y se infle la pizza deformándola.

IMG_2475 IMG_2477

 

 

Ya que tienes la base con la salsa métela al horno a 200ºC durante 10-15 min, hasta que la masa esté un poco durita pero no doradita, debe estar semi cocinada. retírala del horno y coloca los ingredientes que vas a utilizar.

 

 

 

 

Ahora llegamos a la parte en la que pondremos los ingredientes sobre la pizza. Muchas veces nos gana el antojo y queremos ponerle de todo lo que nos gusta y el resultado es una pizza que no queda bien cocinada o que queda aguada por el jugo que sueltan las verduras. Elige 4-5 ingredientes máximo, si quieres utilizar muchos ingredientes diferentes haz varias pizzas o haz mitad y mitad, pero no pongas demasiados ingredientes ni demasiada cantidad porque el resultado será desastroso.

Lava y corta los ingredientes en láminas finas, intenta que todos queden del mismo grosor para que se cocinen parejo. Utiliza tu imaginación y combina colores, las posibilidades son infinitas.

Si decides utilizar arúgula o alguna otra hoja verde, agrégala hasta después de sacar la pizza del horno, se cocinará un poco con el calor de la pizza, si la metes al horno se secará y perderá la frescura.

IMG_2469

 

Coloca los ingredientes repartiéndolos por toda la superficie de la pizza, tratando de que los ingredientes queden sobre la masa y no apilados uno sobre otro.

Agrega hierbas y especias como orégano, ajo, ajonjolí, etc. para añadirle sabor.

IMG_2478 IMG_2479

Mete la pizza al horno durante otros 10-15 min, también a 200ºC, la pizza estará lista cuando las verduras cambien de color. Ten cuidado de no cocinar demasiado las verduras ya que en vez de quedar crujientes, quedarán de una consistencia desagradable, además la masa quedará dura.

Tu pizza te hará saber que ya está lista cuando empiece a oler, entonces sabrás que es momento de sacarla y disfrutarla.

IMG_2482A esta pizza le añadí la arúgula después de sacarla del horno.

IMG_2486A esta le puse muchas especias como ajonjolí, ajo, pimentón, etc.

Y bueno, ahora a partirla y repartirla…

IMG_2488 IMG_2489

Acompaña tu pizza con una deliciosa ensalada y una buena copa de vino.

Buen provecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s